Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Novela rusa’

 

Este pequeAna Karenina Albaño rincón aprovecha hoy las circunstancias para acompañarse de una de las mujeres más fascinantes de la literatura universal y, por qué no admitirlo, uno de mis grandes amores desde que la conocí a los veinte años.
Una vez más, Ana Karenina (Anna Karénina si somos rigurosos en su traducción del ruso) cobrará vida en la gran pantalla; y eso me brinda a mí la oportunidad de traerla a mi rincón del escritor sin tener la sensación de estar convirtiéndolo en el “Rincón ruso para el lector”.

Para los que no la conozcan, Ana Karenina es obra de Lev N. Tolstói. Editada por primera vez en 1877 y considerada una de las obras cumbres del realismo. En ella se narra la desenfrenada historia de amor entre Ana Karenina, mujer casada de la aristocracia rusa, con el joven Conde Vronsnki, oficial del ejército ruso.

Hasta ahí podría parecernos una sencilla historia de amor, como tantas otras en la historia de la literatura. Pero Ana Karenina va más allá del sentimiento romántico entre un hombre y una mujer; planteando en las circunstancias de su personaje principal temas tan complejos como lo son la ética o la moralidad; la individualidad del ser frente a la inevitable necesidad de interactuación social; el amor pasional, conyugal y el maternal; llegando a rozar el límite que separa la cordura de la locura.

No es mi intención hacer un análisis exhaustivo de esta novela ni de su autor; pero hablar de Ana Karenina es desbordar pasión; es dejarse llevar por la heroína que creó Tolstoi en una demostración de un extenso conocimiento psicológico del género femenino; llevándome a defender firmemente que toda mujer, sin excepción, lleva en su interior una Ana Karenina. Pero si Ana es la exteriorización de las pasiones, el personaje de Levin crea el contrapunto perfecto de introspección frente a esa exuberancia.

Pieza fundamental de la obra; Levin es la encarnación de esa alma rusa, mencionada ya en otras ocasiones. El personaje que nos invita a la reflexión y nos lleva a descubrir los ideales del propio Tolstoi, pues no son pocos los paralelismos que pueden encontrarse entre él y la vida misma del autor; hasta tal punto que en ocasiones, no podemos evitar preguntarnos quién es el verdadero protagonista de esta obra.

Podría extenderme hasta la saciedad analizando cada detalle de la novela de Tolstoi, o tratando de hacer una exhaustiva disertación sobre cada significado e intención del autor; pero ya sabéis que El Rincón del Lector no es más que un pequeño espacio subjetivo en el que compartir con quien quiera, aquellos libros que han dejado una especial huella en mi alma. Es por eso que esta vez quiero recomendar a todos aquellos que hayan leído Ana Karenina o que se animen a hacerlo, que visiten:

http://xavisuescun.blogspot.com.es/2010/07/116-tolstoi-anna-karenina-diario-de-una.html

En internet hay infinidad de sinopsis y reseñas acerca de la obra, pero pocas tan acertadas, completas y conmovedoras como la que he descubierto en este blog.

Como ya es costumbre, terminaré con la sinopsis de la contraportada de la edición que tengo entre manos. Ya que mi entrañable y ajada edición no revela nada en el dorso; he escogido la edición de Alba, siempre una buena elección en cuanto a literatura rusa se refiere.

«La sola mención del nombre de Anna Karénina sugiere inmediatamente dos grandes temas de la novela decimonónica: pasión y adulterio. Pero, si bien es cierto que la novela, como decía Nabokov, “es una de las más grandes historias de amor de la literatura universal”, baste recordar su celebérrimo comienzo para comprender que va mucho más allá: “Todas las familias felices se parecen; las desdichadas lo son cada una a su modo”.
Anna Karenina, que Tolstói empezó a escribir en 1873 (pensando titularla Dos familias) y no vería publicada en forma de libro hasta 1878, es una exhaustiva disquisición sobre la institución familiar y, quizá ante todo, como dice Víctor Gallego (autor de esta nueva traducción), “una fábula sobre la búsqueda de la felicidad”. La idea de que la felicidad no consiste en la satisfacción de los deseos preside la detallada descripción de una galería espléndida de personajes que conocen la incertidumbre y la decepción, el vértigo y el tedio, los mayores placeres y las más tristes miserias. “¡Qué artista y qué psicólogo!”, exclamó Flaubert al leerla. “No vacilo en afirmar que es la mayor novela social de todos los tiempos”, dijo Thomas Mann. Dostoievski, contemporáneo de Tolstói, la calificó de “obra de arte perfecta”.»

DATOS TÉCNICOS:
TÍTULO: Anna Karenina
AUTOR: Lev N. Tolstói
EDITORIAL: Editorial Alba
AÑO: 2010

Read Full Post »

Hoy he decidido sacar a la luz a la “joya de la corona”. Todos tenemos lo que yo llamo un “libro de viaje” y este, sin duda, es el mío: “Ante el Espejo” de Veniamín A. Kaverin.

Hay libros considerados “de mesita de noche”, aquellos a los que podemos recurrir en cualquier momento, abriéndolos por cualquier página para disfrutar por enésima vez de alguno de sus fragmentos. Pero hay otros que se convierten en amigos inseparables desde el primer instante. El “libro de viaje” es ese libro especial que despertó tu interés en el preciso instante en el que posaste tus ojos en él. Ese libro en el que viste tu alma reflejada en cada una de sus páginas, ese libro que te trae de vuelta cada vez que lo relees y que se ha introducido tan profundamente en tu interior que ya forma parte indisoluble de ti; es ese fiel compañero que jamás se separa de ti en este viaje que es la vida.

En este caso no sabría decir quién descubrió a quién. Contaba yo con 19 años cuando, repasando por enésima vez los libros que cubren las estanterías de mi casa, me topé con un libro cuyo lomo conocía bien pero que nunca hasta el momento había despertado mi curiosidad. “Ante el Espejo”… Un libro bastante ajado y del que nunca había oído hablar a nadie, ni de él ni de su autor. Recuerdo como si fuera ayer haber empezado a ojearlo intrigada, pero lo siguiente que recuerdo es que alguien me sacaba de mi ensimismamiento preguntándome qué hacía allí, sentada en el suelo del pasillo con un libro entre las manos. Fue una abducción en toda regla.

Desde entonces ignoro cuántas son las veces que habré releído esas mismas páginas, siempre con el mismo resultado, con la misma sensación de encontrarme frente a mí misma, viendo como se refleja mi alma en cada una de sus páginas, como si de un espejo se tratara… No es casualidad por tanto, que su título sea “Ante el Espejo”.

Pero Kaverin no sólo me regaló una prospección a mi alma, él fue el maestro que me inició en la literatura rusa; quien hizo que todos los clichés que se oyen sobre esta literatura quedaran desterrados de mi mente y me adentrase sin temor en una cultura fascinante, donde todo tiene un significado más profundo y un lirismo propio del pueblo eslavo. Puedo decir que es gracias a Kaverin que perdí el miedo a la complejidad de la novela rusa y, con los años, pude descubrir y disfrutar a otros tantos escritores rusos que han pasado a la historia de la literatura y que hicieron aflorar a esa alma rusa que también habita en mí.

En cuanto a su argumento sólo decir que, si su lectura se aleja de esa concepción densa y pesada que suele tenerse de la literatura rusa, es posiblemente gracias a su narración exclusivamente epistolar entre Lisa, encarnación del idealismo y la creatividad, y Kostia, Konstantin, representación del materialismo y el espíritu soviético; a lo largo de 22 años. Puede que el hilo conductor de la novela sea la relación que mantienen estos dos personajes a través de los años, pero si leemos más atentamente, lo que realmente descubriremos entre estas páginas es la magnitud del pensamiento soviético y su implementación en la sociedad rusa y en las conciencias de cada uno.

Dos visiones opuestas de un régimen y dos maneras completamente distintas de afrontarlo. Dos vidas marcadas por sus decisiones de juventud y sus aspiraciones en la vida; dos trayectorias completamente opuestas trazadas por el carácter, el sentido del deber y la tenacidad; evolucionando a través de los acontecimientos y situaciones que les irá deparando la vida.

Pese a pertenecer al periodo soviético, “Ante el Espejo” sigue conservando y cultivando ese existencialismo latente de todas las novelas rusas, tocando temas tan importantes para el ser humano como la vida misma, sin embargo, su ritmo y narración la convierten en la novela ideal para empezar a descubrir en qué consiste la denominada alma rusa.

Si vamos a la contraportada del libro podremos leer:

“ANTE EL ESPEJO, la novela más reciente de Kaverin, publicada en 1971 en los dos primeros números de la revista “Zviezdá” (“La Estrella”), es una narración epistolar en la que, a través de la correspondencia de dos personajes, la joven Lisa y su amigo el ingeniero Kostia, aparece como en un espejo la vida y los acontecimientos de la época comprendida entre 1910 y 1932. El “espejo” nos permite seguir también la evolución interior de los dos protagonistas en sus distintos medios familiares y sociales, ella en la emigración a partir de 1921, ya consagrada a su vocación, la pintura, Kostia en la Unión Soviética, convertido en un ilustre matemático.”

Por último me resta decir que si he conseguido despertar la curiosidad de alguien y quiere hacerse con un ejemplar del libro, tendrá que remitirse a las librerías de viejo, pues es un libro que está descatalogado desde hace ya muchos años. No obstante, resulta bastante fácil encontrarlo por internet a un módico precio de unos 4 euros. A veces la belleza resulta extremadamente barata.

DATOS TÉCNICOS:

TITULO: Ante el Espejo

AUTOR: Veniamin A. Kaverin

EDITORIAL: Biblioteca Universal Planeta.

AÑO: 1972

Nota:  Gracias a la editorial Automática, desde Junio de 2013, podemos volver a encontrar esta obra entre los estantes de las librerías más comerciales. Con traducción de Enrique Moya Carrión y un prólogo de Marta Rebón y Ferrán Mateo, una editorial vuelve a apostar por una de las joyas (aún algo escondida) de la literatura rusa.ante-el-espejo2

Read Full Post »

M. H. Heels

Persiguiendo maldiciones

Taller de escritura

Donde los sueños toman forma

A %d blogueros les gusta esto: