Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 junio 2012

Retazos de antaño

Amor, perdóname si herí tu ego, disculpa si en algún momento te hice daño pues bien sabes que esa no fue nunca mi intención. Nada puedes reprocharme ahora si aquel día aceptaste las condiciones de nuestro amor; cuando te hice saber que mi corazón es negro cual tizón y te limitaste a sonreír con la dulzura del incrédulo… Y cómo iba a resistirme al suave tacto de tus labios?

Debes recordar, ángel mío, con qué perseverancia te advertí de esta alma mía, emponzoñada por el tedio, las mentiras y traiciones, mas tú ignoraste todos mis consejos pagando ahora las consecuencias en forma de dolor; y pretendes además castigarme con tu ausencia?! No te atrevas a cometer semejante injusticia, no digas que no te avisé y que, pese a todo, fuiste tú quien decidió arriesgarse. No puedes condenarme a semejante suplicio sólo por amarte de la misma forma que me amas tú a mí!

Ignoro qué bendita confusión del azar hizo que un ser tan puro y dulce quedara prendado de este ajado corazón de alquitrán, pero tu ternura e infinita bondad acabaron haciéndolo rejuvenecer en fuerza y vida, creyendo incluso que hasta podría curarse de este cáncer que le consume… fíjate qué necedad!

Mis manos vacías no pueden ofrecerte nada que no sea el más sincero querer que haya existido jamás. No puedo prometerte el cielo, ni bajarte las estrellas o regalarte la luna por nuestro aniversario, pero ya sabías todo eso antes de encadenarte a mí.

Andromeda

2002 aprox.

Read Full Post »

Divagaciones

Amé lo que en él veía cuando en realidad la oscuridad me atrapaba en un mundo de silencios. Creí reconocer cada piedrecita y pequeño dibujo en el fondo de un lago cuando después pude darme cuenta de que las aguas traicioneras me devolvían mi propio reflejo… Fue la ilusión la que me hizo volar y, creyéndome poseedora de fuertes alas, descendí decidida al infierno mientras sentía el calor del sol cada vez más cercano.

Viví lo que era un sueño, y tan intenso era que me creí capaz de abrazarme a él, mas como el humo, se desvaneció con el más leve contacto dejándome tan solo con falsos recuerdos y aquel suave olor a incienso que empañó mis sentidos…

Y aunque ahora sé que es mi reflejo lo que contemplo, en serena soledad, sé que mi sueño fue real mientras existió, porque mi amor traspasó todas las fronteras posibles y vivió en cada gota de lluvia y rayo de sol, porque entregué mi vida a lo que yo creí real, porque ese amor existió en mí… Y así seguirá siendo a pesar de que las aguas sean turbias, y es que un amor de tal magnitud no muere en una lágrima solitaria, sino que necesita ser regado para convertirse en un hermoso árbol que dé sus frutos de madurez y traiga finalmente paz al espíritu.

Andromeda.

1999-2000 aprox.

Read Full Post »

Desgranando una canción: Vine del Norte – Ismael Serrano.

Vine del Norte buscando

Una canción y una cruz

Y allí se cruzó un cometa

Y en su estela estabas tú.

Cuántas veces abandoné mi Norte por ese Sur de intensos azules que me robó el alma? Ese mar, ese cielo, esos ojos… jamás hallé nada parecido, tan intenso y embriagador en mi Norte frío y lluvioso.

Emprendí mi primer viaje buscando la canción que arrulló mis frías noches de enero; buscando la cruz que, ora tornaba pesado mi corazón, ora le daba alas para surcar los cielos… Cielo que, en una noche de noviembre, se cubrió de estrellas fugaces que borraron mi tristeza y te trajeron junto a mí.

En Madrid seguiría lloviendo

Tal y como lo dejé

Y en Santiago con tus luces

Y su noviembre me quemé.

Fue en una lluviosa mañana de noviembre que abandoné por segunda vez mi “Madrid”, con el alma maltrecha y tan plomiza como el cielo que dejaba atrás; con la tristeza de saberme perdida y la angustia de la incertidumbre ante lo que encontraría al llegar. Volé inconsciente hacia tu “Santiago” sin un corazón que se había quedado en el Sur y que ahora se negaba a regresar junto a mí.

Las horas, llenas de dudas y temor, parecieron hacerse eternas hasta que, finalmente, pude respirar ese aroma a azahar que henchía mi pecho y paraliza siempre mis sentidos; la luz del Sur me dio la bienvenida envolviéndome con su magia, tornando el agua en un fuego abrasador en el cual deseé arder.

Y fue después de un concierto

Una noche en tu Universidad,

Allí te encontré de nuevo

-Hoy te invito a carretear (salir de juerga)

-Acepto gustoso tu oferta

Sólo con una condición,

Que no se acabe esta noche

Y que no me enamore yo.

Y fue después de un concierto, acompañada por esa canción de mis noches de enero y de mil más que invitaban a dar los buenos días cada mañana que me lancé al vacío, con la ilusión como única red bajo mis pies y la esperanza, dándome alas para surcar esos mares que me llevarían hasta la profundidad de tu mirada… Y me perdí en aquel azul infinito bajo el inclemente sol del mes de julio.

Descubrí el verdadero sabor de la felicidad en una estación de tren; pero fue allí, al amparo de un ascensor de universidad, que te encontré de nuevo, reconociendo ante mí al que se había adueñado de mi cordura y mi corazón.

“Quieres conocer mi Sur?” Y deseé que el tiempo se detuviese, que aquellas breves horas que teníamos durasen toda una vida.

Andando por La Alameda

Tú me empezaste a contar

Causas, azares y luchas

En estos días, y al pasar

Por delante de La Moneda

Tú tarareaste a Jara,

Me miraste: -Así tan duro

Tienes un aire a Guevara.”

Pasamos el día recorriendo calles y avenidas, aprendiendo de cada edificio y tradición; y aún hoy en día ignoro si era lo que me contabas o el sonido de tu voz, lo que me embelesaba y me transportaba a un mundo en el que los sueños se confundían con la realidad. Tantos recuerdos construimos en tan breve espacio de tiempo…

“Tienen razón: te pareces a…” Me mirabas sonriente al decirlo y no fui capaz de llevarte la contraria.

Recuerdo esa mirada perdida en el horizonte, ausente y tal vez triste, mientras tarareabas aquella canción que  había iluminado las palabras que durante tantas noches yo había lanzado al viento. Un escalofrío recorrió mi alma y no pude hacer más que tomar tu mano y unirme a tu canto silencioso. Podías hacer que esa alma mía se desbordara de palabras y provocar a la vez que me quedara sin ellas.

Y entramos en un bareto

Y allí alguien cantaba a Fito,

-A este paso me enamoro,

Sólo me falta otro pisco (licor típico de Chile y Perú)

-Déjate de historias, súbete ahí

Y cántame una de Silvio

-Sólo si me das un beso

Y todos cantaron conmigo.

Irrumpiste a lomos de un cometa en mis tristes noches de noviembre, resurgiste de improviso arrancándome de las garras de la oscuridad y cegándome con tu luz…

Nos arrojamos a la calle como unos chiquillos en plena travesura, con la emoción de lo prohibido, con la pasión que provocaba el sabernos juntos; sabiendo que aquella noche era nuestra. Y entramos en un bareto en el que toda la música era más de tu gusto que del mío; y entre bailes, risas y conversaciones susurradas al oído; te encontré de nuevo, pese a que siempre estuviste ahí…

“Baila esta de Chayanne conmigo”

“Ni hablar!”

“Vamos!”

“Sólo si me das un beso”

Y durante aquel baile me sentí renacer.

Salimos del bar borrachos

Agarrados de la mano,

Y en la calle como siempre,

Jodiendo andaban los Pacos (policía)

Tu les gritaste “Asesinos!”

Y los dos echamos a correr

Tu reías y en tu risa

Yo me veía caer

Salimos del bar, agarrados de la mano, y en la calle un montón de jóvenes reían, gritaban y bailaban, continuando con la fiesta que habíamos abandonado en el interior.

La luna, que tantas veces habíamos contemplado en nuestra distancia, nos concedía esa noche unas horas más robadas al tiempo, escondiendo del mundo mil sentires en su manto de plata, iluminando la verdad de nuestras almas con su luz y haciendo que todo lo demás se dejase de existir a nuestro alrededor.

Cruzamos corriendo un paso de cebra, tu mano sujetando la mía; tú reías y en tu risa, yo me veía caer…

-Pero dónde has estado este tiempo?

-Se hace tarde vete a casa

Y en tu abrazo, a lo lejos,

Creí oír a Los Parra

Cantando para nosotros

-Será mejor que me vaya

Ahí quedé solo gritando, sin ti

“Te recuerdo Amanda”

Pero dónde estuviste todo este tiempo? Por qué esta imposibilidad de estar juntos? Por qué esta imposibilidad de permanecer separados?

“Quédate.”

“Se hace tarde, será mejor que me vaya a casa.”

Y en tu abrazo, a lo lejos, creí oír a Los Panchos cantando para nosotros, sabiendo que era una despedida más que desgarraría mi alma, posiblemente la definitiva.

Sentí en aquel instante el último beso, el último abrazo; y aferrándome fuertemente a ti, como si me fuera la vida en ello, en mi mente pude oír claramente a Los Panchos cantando para nosotros “Dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón…”

Y ahí me quedé sola, sin ti, en un Sur que ya no podía ofrecerme nada más que el recuerdo de una estrella fugaz y una noche robada a los dioses.

Sería mejor abandonar aquel lugar mientras el calor de tus labios aún me daba fuerzas para ello; regresar a mi Norte con una maleta llena de recuerdos forjados a fuego en mi memoria que alimentarían a mi alma en las noches de soledad, con la vana esperanza de una falsa promesa que, en el momento de ser pronunciada, fue real…

Al tiempo llegué a mi Norte,

Con una canción y una cruz,

Con la estela de un cometa,

Con tu mentira y con tu luz.

En Madrid seguiría lloviendo

Tal y como lo dejé

Y en Santiago tantas cosas

Hoy me muero por volver

Hoy me muero por volver.

Read Full Post »

Hoy tengo entre mis manos una de mis más preciadas posesiones desde que me lo regalaron con 14 añitos. Posiblemente sea el mejor regalo que me han hecho en toda mi vida; expandió mi mente y mi espíritu, me encauzó hacia la persona que soy hoy en día. Qué libro podía hacer algo así? “El Mundo de Sofía” de Jostein Gaarder.

Y estoy convencida de que si alguien tiene un hijo, sobrino o alguien querido que tenga entre 14 y 16 años, es lo mejor que le puede regalar porque, aunque no le acabe apasionando la filosofía como a  mí, sí que descubrirá que la filosofía puede ser divertida; y le resultará una magnífica ayuda cuando tenga que estudiar la asignatura en el colegio.

Jostein Gaarder tiene el maravilloso don de explicar con exquisita sencillez la base de todas las corrientes filosóficas más importantes de la historia, desde la explicación de los mitos hasta nuestros días. Y no contento con saber tratar este tema de forma comprensible y amena, arropó toda la historia del pensamiento con una trama que es capaz de engancharte desde el primer capítulo y que te obliga a seguir avanzando entre sus páginas, hasta dejarte al final con una dulce sensación en el alma.

En la contraportada del libro podemos leer:

“Poco antes de cumplir los quince años, la joven Sofía recibe una misteriosa carta anónima con las siguientes preguntas “Quién eres?”, “De dónde viene el mundo?”. Éste es el punto de partida de una apasionada expedición a través de la historia de la filosofía con un enigmático filósofo. A lo
Decía el Stern: “Quería Jostein Gaarder escribir una novela para jóvenes que buscan el sentido de la vida, sin embargo ahora El Mundo de Sofía es un libro de culto para adultos.”  No podría estar más de acuerdo. largo de la novela, Sofía irá desarrollando su identidad a medida que va ampliando su pensamiento a través de estas enseñanzas: porque la Verdad es mucho más interesante y más compleja de lo que podría haber imaginado en un principio. El mundo de Sofía no es sólo una novela de misterio, también es la primera novela hasta el momento que presenta una completa -y entretenida- historia de la filosofía desde sus inicios hasta nuestro días.”

Datos técnicos:

El Mundo de Sofía

Jostein Gaarder

Editorial Siruela

Año: 1994

Read Full Post »

Plenilunio

Al día, tan parecido a cualquier otro antes vivido, le sucedió La Noche. Sólo a unos pocos, a los amantes de la noche, a los que viven el misticismo y sienten lo sobrenatural, a los amantes de todo lo que reside más allá de los límites de lo vulgar, les aguardaba el don de un sentir mágico y extravagante.

Allí estaba la luna, el astro sol de los que observan en la oscuridad, mostrando su presencia cuando el azul del cielo era pálido aún, como si desease, por una noche, convertirse en reina absoluta del firmamento y conceder con su gracia un milagro a los seres que todavía no se han olvidado de alzar su mirada hacia el infinito. Si los medios de información se hicieron eco de la noticia, fue sólo para alertar a incipientes astrónomos o provocar necios comentarios como “Y qué?”, “Pues con tanta luz no conseguirá vislumbrarse ni una sola estrella”; pero los que extienden sus sentidos a una percepción ulterior sabían ya, desde que el cuarto creciente inició su ciclo, que aquella sería una noche diferente, especial; la noche en la que la luna se presentaría en su forma más grandilocuente, engalanada con sus mejores ropajes. La luna más grande y brillante de todo el año.

Dicen las malas lenguas que aquel suceso resultaba intrascendente y carente de sentido alguno, pero lo cierto es que podía respirarse en el aire, seintirse en la quietud del cielo e incluso oírse en el rumor de los árboles, en el movimiento de sus hojas alzándose hacia la Luz.

La noche se adueña del mundo, anunciando que las horas de reposo por fin han arribado, pero la luna ha tejido otros planes para esta noche y, altiva en el cielo, se muestra presta a cumplir sus designios. Luchando contra las extrañas sombras y lechosas nubes que amenazan con entorpecer su empresa, logra exitosa su propósito provocando una inexplicable confusión en la ciudad: sirenas, algarabías, personas que se niegan a refugiarse en la calidez de unas mantas… Esta noche la ciudad no debe dormir! Que bailes y cantos inunden el aire, que las calles rebosen sonoras carcajadas y expresen los deseos ocultos por el tedio! Que despierten las conciencias y se alcen los espíritus en un júbilo incontrolado! Los árboles hablan, cobran vida activa y despliegan su sabiduría milenaria hacia aquellos que les saben escuchar.

Algo extraño ocurre en el firmamento, presagios de malos augurios denuncian la necedad humana: la ignorancia de aquellos incapaces de encauzar correctamente el despertar de los sentidos, induce a cometer los más terribles actos que degradan a la raza humana… Y la Parca surca el cielo en funestas misivas, dejando un rastro de oscuridad a su paso. La exultante Luz combate con la más tenebrosa de las sombras, librando en el cielo un espectáculo de resplandores intermitentes y sinuosos movimientos.

Pero mientras los hombres invocan la presencia de la Parca, las almas se expanden, convergiendo hacia la tierra. La energía emana desde todas partes; el suelo se mueve bajo los pies clamando que no sólo está viva sino que es Madre de todos nosotros… El cariño de un abrazo fortalece los lazos de sangre con mi Hermano-Árbol; nos fundimos en un solo sentir, atisbando la grandeza de la Naturaleza, de que todos somos Ella por más que algunos se empeñen en renegar de su condescendiente progenitora. La energía está desatada en un frenesí de sabiduría revelada; todo fluye, se contagia la Vida, y la Muerte descubre su rostro para crear el círculo perfecto: Que no existen los opuestos, que Vida y Muerte son una misma, el renacer de las conciencias…

El cosmos nos ha revelado que no existe la supremacía, ni que en modo alguno la raza humana puede ser superior más que a sí misma, puesto que todos, a fin de cuentas, somo UNO.

Andrómeda.

23-04-02

Read Full Post »

Inaguro esta sección con el último libro que me removió el alma y la memoria, haciéndome evocar tantos recuerdos que parecían olvidados… y que me devolvió una maravillosa parte de mi niñez. La autora? Como no, un genio de nuestro país: Ana María Matute. Título? Paraíso Inhabitado.

No tengo suficientes palabras para describir lo que es capaz de evocar en mi alma esta mujer, tan llena de imaginación y con semejante dominio del lenguaje. Es sencillamente excepcional.

En la contraportada del libro podemos leer:

“Nací cuando mis padres ya no se querían”, recuerda Adriana, mucho después de que todo haya sucedido. Por ello, la niña se crea un paraíso propio, poblado por amigos imaginarios y una familia de su elección.

Esta felicidad a medida se ve perturbada cuando Adriana debe iniciar el periplo escolar y entrar definitivamente en el mundo de los adultos, un entorno que le resulta ajeno cuando no hostil. Sin embargo, siempre queda un refugio bajo los cristales de la lámpara del salón.

A mi parecer es un resumen que desmerece la obra porque lo realmente importante y mágico será lo que podamos leer entre líneas.

Datos técnicos:

Paraíso Inhabitado

Ana María Matute

Ediciones Destino

Año de publicación: 2009

Read Full Post »

PRESENTÁNDOME

Han pasado muchos años desde que abandoné a mi vieja pluma y mi inspiración, pero tras una larga peregrinación creativa que me ha llevado a explorar diferentes vías de expresión, ninguna ha podido llenarme ni hacer vibrar a mi alma con la misma intensidad que la escritura. Es por eso que retomo mis viejos hábitos con renovadas energías y, me temo, con aptitudes algo oxidadas.

Para esta segunda oportunidad que voy a brindarme, he decidido crear mi primer blog y poder así conciliar pasado y futuro; dejar de esconderme tras mi querido pseudónimo, pero sin dejar de prescindir completamente de él. Ofrecerle un rinconcito que me permita recordar quién era, quién soy… Y seguir avanzando y creciendo en la que es y siempre será mi pasión.

Espero que os guste lo que podáis encontrar aquí… y gracias por leer.

Patricia.

Read Full Post »

M. H. Heels

Persiguiendo maldiciones

Taller de escritura

Donde los sueños toman forma

A %d blogueros les gusta esto: